Aduriz, eternamente joven | Fútbol | EL MUNDOSe acercaba el cierre del mercado de verano de 2008, en plena Semana Grande de Bilbao, y Aduriz recibió una llamada mientras cenaba con algunos compañeros de equipo. “Te acabamos de vender al Mallorca. Te tienes que ir”. Y el muchacho se echó a llorar, desconsolado. Había tenido que irse del Athletic años antes y…

vía Aduriz, eternamente joven | Fútbol | EL MUNDO.