Tras la jornada de fastos por la conquista de la Supercopa, el Athletic tenía que cambiar el chip, centrarse en la rutina laboral y evitar que un desconocido rival eslovaco afeara el aún latente reencuentro con la historia. Es el MSK Zilina un oponente idóneo para estos menesteres, para dibujar faenas de aliño que…

vía De la gloria al sonrojo . El Correo.