Euskal Herriko Kopa vuelve a teñirse de rojiblanco. Por cuarta ocasión, el Athletic se hizo con el trofeo que abre la temporada para el fútbol vasco, al imponerse por la mínima a la Real, el mismo protagonista al que se ha enfrentado –con un triunfo txuirurdin, hace ya tres años– en las cinco finales disputadas hasta ahora…

vía GARA – Flaviano celebra el regreso a casa con una copa.