A Beñat le ha costado un mundo reconocerse en el espejo. Todavía la imagen no está del todo definida, pero desde luego empieza a aclararse y parecerse al futbolista que no hace tanto sedujo con su fútbol y recibió la llamada de la selección. Después de muchas idas y venidas por fin juega en su posición y ya puede…

Origen: Beñat afina y empieza a dirigir la orquesta . El Correo