BILBAO – Por si había algún despistado, el fichaje de Raúl García respondía a un objetivo muy claro, sin medias tintas. El ex de Osasuna y Atlético de Madrid presume de una genética única, de la que se carecía en la plantilla del Athletic, y en su debut como león evidenció porqué su incorporación se entiende como una plusvalía. Hay…

Origen: Ongi etorri, Raúl. Deia, Noticias de Bizkaia