Nadar para morir en la orilla… Frase tantas veces recurrida para explicar lo que le pasó anoche al Athletic. Es verdad que en el cómputo global el Madrid fue mejor y ganó por goleada en la estadística de remates a portería. Y que el Athletic no fue el esperado. Pero también que los rojiblancos dieron la cara sobre todo en una segunda mitad plena de emoción, hicieron lo más difícil que fue igualar la contienda…

Origen: GARA – No solo los errores se pagan