BILBAO – El dato es frío. Y contundente. El Athletic se autoflageló frente a un buen Real Madrid con dos errores defensivos que le hicieron hincar la rodilla pese a su extraordinario esfuerzo y su notable partido, y de paso ensombrecieron el momento que parecía reservado para Sabin Merino, que firmó su primer tanto en San Mamés, con una…

Origen: Un déficit que se repite. Deia, Noticias de Bizkaia