El exjugador de la Real Sociedad reside en un piso en el centro de Bilbao, conduce un Volkswagen y se apoya en Viguera y Balenciaga.
Ha caído de pie en el vestuario del Athletic, no rehuye un autógrafo, y el domingo podría tener minutos en su primer derbi con una camiseta distinta a la blanquiazul…

Origen: La nueva vida de Elustondo junto al Guggenheim . El Correo