1414584805_187804_1414585046_noticia_normalAquel día en el Aula Magna de la Universidad del País Vasco, en Leioa (Vizcaya), a José Julián Lertxundi, entonces presidente del Athletic, un estudiante le lanzó una reflexión envenenada. «Ustedes hablan mucho de la filosofía singular del Athletic, pero trajeron ingleses para jugar en el equipo.» Lertxundi, que era y es un dandi en el vestir y en el hablar, respondió sin inmutarse: «Nosotros no trajimos ingleses, nosotros trajimos el fútbol.» Sólo por eso, por ese débito particular con este deporte, todo el mudo debería ser del Athletic o tenerlo al menos como segundo equipo de afinidad (junto al Recreativo de Huelva), y por eso todo el mundo realmente lo es, aunque no lo sepa.

Del Libro: “100 motivos para ser del Athletic”