“A Kike Sola no le pido nada del otro mundo, lo mismo que al resto, que meta goles y que cree situaciones de gol”. Con este mensaje, claro y conciso, reflejó el miércoles Ernesto Valverde lo que esperaba de los atacantes que iban a formar de inicio ante el AZ Alkmaar. Una misión donde el delantero de Cascante y sus escuderos se quedaron…

Origen: El renovado ataque se queda a medio camino