La sacudida más cruel del curso, cuando el Bilbao Athletic perdonó la vida a la Ponferradina y acabó pagando caro sus errores, se tradujo en la cuarta derrota en lo que va de campeonato, la tercera a domicilio. Cuando sale fuera del abrigo protector de San Mamés el filial acumula sus peores cifras, aunque no sensaciones…

Origen: Ziganda pide a sus jugadores un poco más de confianza y picardía . El Correo