El fútbol se puede analizar de dos maneras. Como la vida misma. O se apela a los resultados que sella un equipo o se recurre a las sensaciones que transmite. Si se echa mano de la primera lectura, el Bilbao Athletic sale mal parado y si se valida el segundo concepto, el filial rojiblanco no debe obsesionarse por la clasificación, en la que su…

Origen: Lamento reiterativo. Deia, Noticias de Bizkaia