Al término del encuentro en El Alcoraz, los aficionados, cuerpo técnico y jugadores del Huesca solo tenían una explicación para entender cómo el Valladolid se había llevado un punto. El ‘culpable’ de que los azulgrana no hubieran logrado su primera victoria en casa -y de forma holgada- no era otro que Kepa…

Origen: Imperial Arrizabalaga . El Correo