La fiabilidad de un equipo pasa por el centro del campo. La consistencia del grupo se mide por la capacidad de sus futbolistas en la sala de máquinas. Más allá de goleadores excepcionales (Aduriz está ahora en un momento excelso) o de aportaciones generosas en las posiciones de atrás -incluyendo en las mismas al portero-, el éxito de un equipo radica en la concepción de su…

Origen: Athletic de Bilbao: El laboratorio de Valverde – MARCA.com