Necesitaba el filial tres puntos como el comer tras dos jornadas colista. Necesitaba que San Mamés siguiera siendo el escenario al que aferrarse este año, dejar atrás un mes sin ganar. Con esa intención atacó sin duda el partido, pero el mal que le persigue este curso no se ha ido. De hecho, empieza a afectar también a San Mamés. La racha de buen juego y resultados mediocre continúa…

Origen: El atasco llega hasta San Mamés . El Correo