BILBAO – Apenas un año después de ver cerrada su moderna estructura, San Mamés asoma a las puertas de la que podría ser su primera gran reforma como campo cinco estrellas. Abrazada a la cuarta categoría en lo que a estadios europeos hace referencia, la máxima distinción posible por parte de la UEFA, la Catedral presenta un handicap del que tampoco escapan otros coliseos de primera talla mundial: la lluvia…

Origen: Cinco estrellas pese a la lluvia. Deia, Noticias de Bizkaia