Ander Iturraspe no acaba de arrancar. Está clavado en los tacos de salida y va a remolque por culpa de una serie de lesiones musculares que le están arruinando la temporada. En verano estuvo dos meses parado y ahora vuelve a entrenarse en la sombra por una sobrecarga en el bíceps femoral de su pierna derecha que le impide disfrutar de la dinámica colectiva y de la continuidad a la que estaba tan acostumbrado no hace mucho…

Origen: El túnel de Iturraspe . El Correo