NO hay quinto malo. El Athletic prolonga su extraordinaria racha de cinco triunfos consecutivos tras superar a un inquietante Espanyol en un partido que los rojiblancos decidieron gracias a su sobresaliente eficacia en la pegada, encarnada en Iñaki Williams, al que le sale todo y que se sacó una obra de arte…

Origen: Cuando todo sale bien. Deia, Noticias de Bizkaia