Valverde no pasa por ser un entrenador visceral. Todo lo contrario. Su Athletic, sin embargo, se empeña de un tiempo a esta parte en protagonizar aquella secuencia inolvidable de Luis Aragonés golpeando reiteradamente su puño contra la mesa al grito de “ganar, ganar, ganar y ganar”. El equipo bilbaíno se ha puesto cabezón a ese nivel…

Origen: Ganar, ganar, ganar y ganar