Como estaba de dulce, era previsible que anotara. Como buen goleador, es rachero. Ya lo decía Joaquín Caparrós. El caso es que Iñaki Williams está empeñado en llamar la atención y desde hace tiempo está tocando el corazón de los aficionados. Y a los ocho minutos se sacó de la chistera un golazo de esos que se encumbran como de los…

Origen: Williams, protagnista en el partido contra el Espanyol