LEZAMA – El presente sonríe a Mikel Balenziaga, indiscutible para Ernesto Valverde desde el regreso de ambos al Athletic en verano de 2013. Fue entonces, tras el paso de Marcelo Bielsa por el banquillo de San Mamés, cuando uno y otro iniciaron una fructífera relación profesional que, dos años y medio después, continúa dando sus frutos…

Origen: Un muro en la banda izquierda. Deia, Noticias de Bizkaia