Aritz Aduriz las metió de todos los colores en Vallecas. Con la zurda, con la derecha en el penalti y con la cabeza en el tercero. Aunque no le hizo falta tirar de sus muelles y su gran suspensión en el aire para firmar el hat trick. El killer del Athletic está agotando…

Origen: Ídolo y milagro