bia_5671_1BILBAO – El Bilbao Athletic volvió a reencontrarse con el gol, sin duda alguna su talón de Aquiles este curso, tras cuatro jornadas sin ver puerta. Unai López, con un disparo de calidad desde el pico del área, acabó en El Sadar con la sequía de un equipo muy castigado con las lesiones…

Origen: Las heridas del filial. Deia, Noticias de Bizkaia