Guillermo Gorostiza fue paradójico. Un hombre del Régimen a quien el Régimen acabó olvidando. Por su peculiar naturaleza. Por su personalidad disoluta. Cuando fallece, el 24 de agosto de 1966, el diario ABC publica una necrológica casi funcionarial en la que se hace…

Origen: La bala que no fue roja | ctxt.es