Iker Muniain (Iruñea, 1992) ha dejado atrás un 2015 lleno de contrastes, marcado por el nacimiento de su primer hijo, que lleva su mismo nombre, y por la grave lesión de rodilla que se produjo el 4 de abril en el estadio Sánchez Pizjuán…

Origen: “Todos los futbolistas lloramos. El que diga que no, miente”. Deia, Noticias de Bizkaia