Como suele ser costumbre a estas alturas de la temporada, se hace necesario mirar al futuro, otear qué deparará el calendario. Con las reservas lógicas que supone calibrar las opciones de uno y otro, da la sensación de que el futuro, aunque muy complicado…

Origen: Un calendaro duro, pero esperanzador