BILBAO – Dicen que el fútbol es un deporte de sensaciones. Estas, incluso, proyectan el rostro de un equipo, al margen de la calidad que posea. Si es así, el Athletic asoma un aspecto desmejorado y sus sensaciones no invitan a nada bueno a corto plazo, sobre todo cuando…

Origen: Un nudo gordiano. Deia, Noticias de Bizkaia