Tras la tormenta, la calma. O la euforia. Porque exultante acabó Irune Murua el encuentro frente al Collerense. Y no era para menos. Tras casi año y medio fuera de combate reaparecía en marzo para empezar a sumar minutos. Apenas veinte en tres partidos. En el cuarto fue media hora y la delantera supo aprovecharla:

Origen: GARA – «No podemos fallar, pero el miedo es para las demás»