BILBAO – Es una ley que no está escrita. Incluso, se trata de un código inviolable. El vestuario del Athletic lo cumple a pie juntillas, aunque en alguna ocasión pretérita se ha saltado la norma, la última por decisión de un técnico, Luis Fernández, que dio los galones a Julen Guerrero…

Origen: El capitán Gorka Iraizoz. Deia, Noticias de Bizkaia