Hay jugadores que no necesitan de muchos partidos, goles o títulos para quedar en la historia del fútbol. A veces basta un instante, un simple gesto… o un grito…

Origen: Belauste y el grito de furia que inspiró a un país – FIFA.com