La vulnerabilidad mostrada en el 3-2 ante el Schalke 04 confirma una tendencia a revertir antes de que pueda pasar factura en la competición…

Origen: Mundo Deportivo