El técnico reclamó la presencia de Raúl García al final del entrenamiento para conversar a solas durante unos minutos…

Origen: El Correo