BILBAO – Los entrenadores suelen tener sus propias intuiciones. Va en su genética. Ernesto Valverde lo avisó en su comparecencia del viernes…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia