BILBAO – San Mamés se vistió de gala para albergar el primer partido del Athletic como local. Y no faltó la lluvia. La Catedral fue invadida por una…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia