El Athletic fue un equipo malo en Riazor. Se supone que por la necesidad de puntos. Ganó por las individualidades: un soberbio golazo de Raúl…

Origen: AS.com