Hace tiempo que los clásicos entre el Athletic y la Real perdieron el fútbol, enredados en pasiones adolescentes (que si yo te quiero más, que no…

Origen: EL PAÍS