BILBAO – Decía Aristóteles que “la virtud resplandece en las desgracias”. La máxima se puede asociar al Athletic de hoy en día. Deprimido…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia