Todas las derrotas duelen, pero algunas menos que otras. Del esperpéntico partido protagonizado por el Athletic el pasado jueves en Genk al meritorio…

Origen: mundodeportivo.com