Un triangular entre el Sestao, el Barakaldo y el Athletic le cambió la vida. Toquero pasó a ser el alma de la Catedral con el ‘2’ a la espalda. Ahora recibe al Madrid con el equipo de su ciudad…

Origen: elconfidencial.com