Otra noche mágica de Aritz Aduriz, que marcó los cinco goles de su equipo en el 5-3 final, dio vida al Athletic Club en San Mamés ante un ofensivo, osado e irreductible KRC Genk belga y, de paso, le rescató en una Liga Europa de la que hubiese quedado casi eliminado de no ganar este jueves…

Origen: ORAIN