BILBAO – Aritz Aduriz ya es leyenda. A poco más de tres meses de cumplir 36 años, ayer firmó la noche soñada. Ejecutó su primer repóquer como jugador profesional, un hito que está al alcance de muy pocos…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia