A Valverde no le funcionó un plan revolucionario que buscaba el mismo efecto que en el Bernabéu.
El Athletic no lanzó ni un solo disparo a puerta…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia