El empate a domicilio es un bien preciado por definición, de modo que habrá que celebrar el conquistado ayer en Cornellà-El Prat, escenario al que saltó el Athletic con una alineación inimaginable que no…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia