Las puertas de Lezama se abren para recibir al Bilbao Athletic y a Aitor Larrazabal. Regreso por partida doble a la factoría rojiblanca. El filial no jugaba allí desde el 9 de mayo de 2015, cuando se midió al Trival Valderas…

Origen: mundodeportivo.com