El central del Bayern se pregunta si es el final de su sueño americano por la victoria de Donald Trump en Estados Unidos pero le han sentado mal que le interpelen con naturalidad y “salero”…

Origen: El Gol Digital