BILBAO – Los números empiezan a jugarle una mala pasada a Iñaki Williams y reflejan una parte, no la totalidad, del problema que desde el comienzo de la temporada se detecta en las bandas del equipo…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia