Valverde repitió con Rico y Vesga en la medular, pero la apuesta no terminó por cuajar, pues la firmeza en tareas defensivas no encontró continuidad en la creación de juego…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia