Los rojiblancos descompusieron en la segunda parte al conjunto de Fran Escribá , que pasó de potente submarino nuclear a frágil esquife de la época de Isaac Peral y sus rudimentarios batiscafos…

Origen: mundodeportivo.com