Hay que perseverar en el intento. Williams puede dar fe de ello. Tras un primer tiempo malo a más no poder, el delantero bilbaíno se convirtió ante el Villarreal en el auténtico animador del juego del Athletic a la vuelta del descanso…

Origen: mundodeportivo.com