El jugador navarro, que medita sobre su futuro en el Borussia Dortmund, donde no juega, vería con buenos ojos recalar en Bilbao…

Origen: El Correo